Terapias Oncológicas

Hoy en día, pese a todos los adelantos médicos, el cáncer es uno de los grandes retos de la medicina, ya que muchos de ellos aún no tienen cura, y los tratamientos aplicados suelen ser bastante agresivos.

Estos tratamientos afectan sobre todo a las células de rápida división como son las células foliculares, creadoras del cabello y las células dérmicas, por lo que el cabello se cae y la piel se desvitaliza. Laboratorios Kapyderm lleva 20 años asumiendo el reto de recuperar y estabilizar alopecias y devolver la vitalidad a las pieles estropeadas a través de su departamento técnico formado por personas altamente cualificadas en la valoración de la piel y del cabello, y a través de un producto con una alta penetrabilidad dérmica para poder actuar sobre las células foliculares y dérmicas nutriéndolas y activando su metabolismo.

En Kapyderm es importantísima la prevención. Teniendo una buena prevención la recuperación es mucho más fácil y rápida porque las células están mejor preparadas.Ya sabemos que durante la quimioterapia y radioterapia el pelo se cae y la piel se estropea, se deshidrata y se descama.
Para prevenir estos problemas, cuando sabemos que vamos a tener algún ciclo, debemos preparar en primer lugar la piel. Para ello alternaremos la reactivación celular con la hidratación. Para realizar una reactivación celular aplicaremos sobre la piel Aceite esencial K1 ó K2 según la piel sea seca o grasa. Estos aceites son antiinflamatorios naturales, aseptizantes e hidratantes. A continuación depositaremos una mezcla de Turba orgánica + Emulsión Balsámica al Colágeno y ampolla N con el propósito de limpiar, oxigenar, nutrir y activar la circulación sanguínea.
Esta reactivación celular se aplica quincenalmente, alternándola con hidrataciones.

La hidratación se realiza poniendo sobre la piel Aceite esencial K1 ó K2 según la piel sea seca o grasa. A continuación se aplica una mezcla de Emulsión Balsámica al Colágeno + Equilibrante Enzimático + 2ml Tónico Base. Después de 20 minutos de exposición se lava con base limpiante específicos secos.
En casa se aplicará para el cabello 1 ml de Tónico Alogénico para el cabello y Crema Especial K para la piel. Se deberá tomar 2 comprimidos de Shock al día en una sóla toma con el objetivo de aumentar los niveles de energía del organismo y que esté preparado para el posterior tratamiento agresivo y 1 perla de Revital para ir preparando a la piel.
Si hemos seguido las pautas preventivas, el cabello y la piel estarán mejor preparados para afrontar la agresividad de la quimio y/o radioterapia.

Durante e inmediatamente después del ciclo debemos hidratar sobre todo la piel que se ha desvitalizado, y nutrir el folículo piloso para reactivarlo.

Aplicaremos sobre la piel una hidratación semanal. Para ello ponemos Aceite esencial K1 directamente sobre la piel, y después una mezcla de Emulsión Balsámica al Colágeno + Equilibrante Enzimático. Tras 20 minutos de exposición se lava con base limpiante-gel específicos secos y aplicamos el contenido de una ampolla de Revital.
Con todo esto hacemos que la piel esté perfectamente nutrida y vaya adquiriendo poco a poco su elasticidad normal.